Actualizado 27 de Jun. 2009
Mapa del Sitio: Click aquí  
2200 Patentes DISTINTAS
Ir a ÁLBUM de FOTOS y ver
todas las Patentes                  Contácteme!
INICIO

Elija una localidad (o nombre del Partido en el caso de la Provincia de Buenos Aires) del listado desplegable y vea las patentes que hay en la colección:   (670 opciones) (lista desplegable en INICIO)

Fotos de mis viajes:

Viaje por la Patagonia, Nov. de 2006.

Excelente asado de campo, en el establecimiento de mi amigo Osvaldo y familia, con quien también hemos intercambiado algunas patentes de La Pampa.

Curiosos carteles con los que uno se topa en los viajes...

Este cartel está en la entrada de una chacra del Alto Valle del Río Negro. Tenía el dato que aquí podía haber patentes, pero me encontré con este cartel con algún que otro error de ortografía... Patentes? no había ni una...

A veces uno llega a ver estos verdaderos "tesoros" ocultos en algún galpón... 

Me llevó bastantes visitas al dueño de estas hermosas y muy antiguas patentes, para convencerlo de desprenderse de ellas y poder tenerlas en mi colección.

BREVE HISTORIA DE LA COLECCIÓN:

Antes que todo gracias por visitar estas páginas y espero que sean de su agrado. El propósito de este sitio es mostrar mi colección de patentes antiguas que he ido armando desde el año 1978, cuando contaba con 16 años de edad. Siempre me gustó coleccionar: de chico, si llegaban a mis manos dos o tres cosas similares, era muy probable que las guardara y comenzara a buscar mas de esas cosas que se parecieran: tapitas de gaseosas, latas de cerveza, estampillas, etiquetas de cigarrillos, monedas, billetes, etc. A lo largo de los años me he ido desprendiendo de todas las otras cosas que no fueran patentes antiguas y solo me he quedado con esta colección, a la que verdaderamente he dedicado muchas horas, días y semanas enteras. Mi esposa Ely ha sido (y sigue siendo) muy paciente y comprensiva conmigo y "mis chapas". Infinidad de veces ha tenido que quedarse sola en casa, hasta dos semanas y dejarme ir a mis "giras artísticas" en búsqueda de patentes. Esta es mi pasión, y espero lo siga siendo por el resto de mi vida. Por suerte mi hijita Sofía, hoy de 2 años, demuestra con su corta edad gran interés por las "tentes de papá". Santiaguito, mi hijo, de solo 5 meses, se interesará seguramente en la colección, aunque se verá mas adelante (espero que llegue a ser un "Patentólogo" como yo...).

Mi primer patente la encontré mientras estaba en una de mis excursiones de pesca, en el arroyo que bordea el club de golf, en Sierra de la Ventana, provincia de Buenos Aires, a unos 120 km de Bahía Blanca, donde yo vivía. Me gustaba mucho ir de campamento y de pesca a ese lugar. La pieza esta estaba entre la maleza, al lado de un árbol que le sirvió de contención, toda retorcida y sucia. Seguramente llegó ahí en alguna de las crecidas del arroyo, aunque quién se deshizo de ella y cómo fue a parar ahí será siempre un misterio. La patente en cuestión llamó enseguida mi curiosidad por la gran cantidad de datos que tenía, comparada con las aburridas negras y blancas que se usaban en ese entonces, año 1978, y que solo tenían la letra de la provincia y el número. Esta patente era de aluminio, tenía el año, el nombre de una ciudad, era de un camión, pertenecía a una 3A. categoría, contaba con solo tres números y encima tenía restos de haber sido de un color azul marino. Posiblemente a cualquiera le hubiese llamado la atención también y la hubiese guardado como yo. Al poco tiempo encontré una segunda patente, creo que en una compraventa de metales, las famosas "chacaritas" (aunque la patente no era tan interesante como la primera que era de 1931). Esto dio pie a dedicarle un poco de tiempo y encontrar otras. Las chacaritas de Bahía Blanca las recorría casi semanalmente y poco a poco fui consiguiendo buenas piezas, entre las que pude obtener una primer patente enlozada de la cercana localidad de Tornquist. También conseguí una de Villa Mirasol, de la provincia de La Pampa, que decía "Provincia Eva Perón". Ya tocaba el cielo con las manos...

La colección quedó un poco estancada durante mi paso por la Universidad Nacional del Sur, mientras seguía con la carrera de Ingeniería Civil. Cuando pude tener ya vehículo propio, comencé a recorrer los pueblos vecinos a Bahía Blanca e incluso me quedaba a dormir en algún hotel económico donde me sorprendía la noche. Muchas veces también hasta dormía en la camioneta. Con los años fui extendiendo esas giras a toda la provincia de La Pampa y parte de Buenos Aires. En ese entonces, en 1997, decidí venir a vivir a Bariloche, y desde aquí pude hacerme una gran cantidad de "escapadas" a las provincias de La Pampa, Buenos Aires, Córdoba, Neuquén, Río Negro, Chubut y Santa Cruz. Tuve la gran suerte de poder hacer un viaje "patentero" a Salta y Jujuy, pasando por San Luis, La Rioja, Catamarca, Tucumán y Córdoba. Luego vinieron los hijos, y comenzó la etapa mas tranquila. Hoy en día mis salidas son muy escasas, me manejo con mis contactos mas bien por teléfono o email y casi semanalmente agrego alguna pieza nueva a la colección.

En mis giras he conocido gente maravillosa, con quienes he compartido horas y horas de charla, mate de por medio y hasta he participado en asados con personas a quienes nunca antes había visto. Si bien debo reconocer que en todos lados he sido siempre muy bien recibido y atendido, en la provincia de La Pampa es donde he conocido a la gente mas generosa. Tuve la gran suerte de recorrerla casi de punta a punta en varias oportunidades y siempre encontré en el pampeano la mejor predisposición. Me han sacado con escopeta en algún pueblo de La Pampa también. Me he caído con la camioneta a acequias en El Bolsón, y me han sacado con tractor en plena lluvia torrencial, he pinchado varias veces el tanque de combustible con el ripio de los caminos de la Patagonia y me lo han reparado en pocas horas en Esquel y Alto Rio Senguer. He destrozado por otra parte varias ópticas delanteras y he reventado alguna que otra cubierta nueva. También me han sacado con tractor de barriales infernales en varios caminos rurales de Buenos Aires y La Pampa. No todas las historias tuvieron un final feliz: me han robado una caja con 60 patentes repetidas en un lugar tan chico como Humahuaca, Jujuy, las que nunca pude recuperar. He pasado muchas aventuras, tal vez para escribir un libro entero.

En infinidad de viajes, se han "colado" en mi camioneta personas que se desvivían en recorrer el pueblo y conseguir alguna patente antigua, para que yo me llevara aunque sea alguna de recuerdo. A todos lo que me han conocido y puedan leer estas líneas, les digo que los recuerdo con mucho cariño y espero poder retomar las "giras artísticas" cuando los chicos crezcan y tal vez hasta me puedan acompañar.

Bariloche, Junio de 2007

ANECDOTAS

 


Le dedico este trabajo a mi familia en primer lugar y a todos los que de una forma u otra colaboraron (y muchos lo siguen haciendo) para que mi colección siga creciendo día a día.

Debo reconocer que el trato con otros coleccionistas (de patentes o de otros rubros) siempre fue muy bueno y fructífero. A veces no es del todo fácil, especialmente cuando se llega a la instancia de los canjes. He tenido la suerte de conocer coleccionistas de primera categoría, y a la mayoría de ellos los califico de caballeros y aprovecho para mandarles a todos un cordial saludo.

Copyright (C) 2007-2017  -  PATENTESANTIGUAS.COM.AR